Aquellas personas que no utilizan Internet como herramienta diaria o que simplemente no se encuentren familiarizadas con las nuevas tecnologías les generará dudas realizar trámites online como pueden ser las compras o las ventas. Por lo tanto se hace necesario estar al día en ciertos aspectos de seguridad tanto para perder el miedo al llevar a cabo este tipo de gestiones, como para que se realicen en un ámbito lo más seguro posible. Por este motivo te invitamos a que sigas los consejos que te mostramos a continuación.

No debemos comprar en una tienda online si:

  • No facilita información de la empresa como dirección, CIF/NIF, etc. Si tienes que reclamar a alguien, debes saber a quién dirigirte.
  • Ofrecen productos o servicios a precios extremadamente bajos, alejados de los precios reales que se manejan en el mercado o todos los artículos se venden al mismo precio.
  • Un producto aparece con un precio inicial muy inflado sobre el que posteriormente se aplica un descuento muy alto.
  • No cuenta con un certificado digital ya que no garantiza ningún tipo de seguridad a la hora de introducir datos personales o tarjeta de crédito.
  • Los “textos legales” (Términos y condiciones, Política de privacidad, etc.), o no se facilitan o están mal redactados.
  • Ofrece varias formas de pago y realmente sólo aceptan tarjeta de crédito. Existen tiendas que en la portada ofrecen varios medios de pago, pero a la hora de pagar, solamente permite la tarjeta de crédito.
  • No hay comentarios en ningún foro ni referencias en ningún otro lugar en la Red. Aunque no es determinante, es aconsejable consultar Internet y preguntar por la tienda a fin de tenerlo en cuenta en caso de encontrar posibles quejas o comentarios negativos.

MAS INFORMACIÓN: https://www.osi.es/es/tiendas-online-fraudulentas